sábado, 26 de mayo de 2018

SNDMO Badaín: Chorro de Fornos

Excursión senderista circular al Chorro de Fornos desde Badaín -Sobrarbe- (Huesca). Es un paraje espectacular con una surgencia de agua de las paredes de la Punta Pegolera en el macizo de Cotiella que va a parar al río Irués.
  • Ricardo, Zoilo, Nico, Tere y Juanjo 
  • Distancia: 15,76 km 
  • Desnivel acumulado: 612 mt 
  • Tiempo: 5h 35'
  • Sábado 26 de mayo de 2018
La Fuente y el Chorro de Fornos tienen especial atractivo en época de deshielo, mayo-junio, cuando la surgencia emana en todo su esplendor.
El sendero parte de  Badaín, entre un bosque frondoso de pinos, robles y arces, que se va adentrando en el valle del río Irués, y atravesando la confluencia de dicho río con el Garona, conduce, primero, a la fuente de Fornos y media hora después al chorro de Fornos .
El camino esta señalizado por numerosas marcas diferentes, a veces algo confusas, así que hay que mirar el mapa e ignorar dichas marcas ya que pueden llevar a confusión.
Dejamos el coche en la placeta de la iglesia, aunque es recomendable dejarlo abajo en La Fortunada, porque hay poco espacio.  Atravesamos el pequeño pueblo y cogimos una senda muy llevadera hacia el Este, alternando pequeñas subidas y bajadas, siempre paralelos al río Irués. Al cabo unos 45 minutos llegamos a un puente metálico que  cruzamos para seguir por la otra orilla. Este es el lugar en el que se une el río Irués al barranco de la Garona. Tras 20 minutos llegamos a la Fuente de Fornos, una surgencia que ya nos dejó impresionados por la cantidad de agua que sale.
El sendero es una gozada, precioso, repleto de flores, donde sobresale la Ramondia Pyrenaica -Oreja de Oso-.
Desde la Fuente, media hora nos separa de nuestro objetivo. A partir de aquí el sendero gana pendiente, pero sin ninguna dificultad. Hay un paso delicado en el que hay una cuerda para facilitar la seguridad, pero que se salva sin ningún tipo de problema.
Conforme nos vamos acercando ya vemos la cantidad de agua que baja por el barranco y escuchamos el ruido que produce el agua de la cascada al precipitarse al río, pero mucho, mucho ruido, lo que nos da idea de la  fuerza y cantidad de agua que puede salir del Chorro. Y efectivamente, el estruendo que se escucha al llegar es tremendo. El Chorro baja espectacular, con una fuerza y un caudal que hacen imposible el paso al otro lado del río para contemplar mejor la surgencia. El agua al chocar con las rocas desprende nubes de agua que saltan por los aires humedeciendo el bosque...
Un lugar paradisíaco en pleno Pirineo.
Después de estar contemplando un buen rato tal espectáculo y comerse el bocata, emprendimos la vuelta deshaciendo la senda hasta el cruce con el barranco de la Garona. Nos desviamos en este punto para completar la circular.
Este barranco tiene también un bosque mixto muy bonito, muy húmedo y muy florido y llega hasta la pista que lleva hasta Lafortunada. La recorrimos hasta el barranco Ferrero donde hay un desvío de sendero a la derecha que lleva directamente a Badaín donde acabamos la ruta.
Ha sido una excursión muy bonita y muy impactante por la cantidad de agua que surgía del Chorro y muy recomendable para hacerla todo el año, pero especialmente en mayo-junio. 


Track de la excursión:
Badaín. Circular Chorro de Fornos


Mapa del recorrido


Iglesia de Santa María 
Badaín Imponente iglesia románica del siglo XI, sobre lo alto de una colina, se ve muy bien desde la carretera. Tiene una sola nave, un ábside románico, y una robusta torre que se restauró en 1981, con la particularidad de que adosado tiene un elemento circular. La puerta de acceso, de carácter eminentemente defensivo, está "colgada" en la primera planta y da acceso asu primera planta donde se ubica un pequeño albergue.


El sendero
A la salida del pueblo encontramos los primeros postes indicativos del sendero
Badaín 
Un pueblo chiquitín, pero con un encanto especial

El sendero 
El camino esta señalizado por numerosas marcas diferentes, a veces algo confusas, así que hay que mirar el mapa e ignorar dichas marcas ya que pueden llevar a confusión.

La geología
Esta zona es muy interesante para su estudio geológico.
Los materiales que se observan en todo el recorrido son materiales sedimentarios, que se pueden dividir en margas Terciarias (Eoceno) y margas calcáreas y calizas con nódulos de sílex del Cretácico superior, que se encuentran cabalgando sobre los materiales anteriores.
Este Barranco es de materiales margosos de color marrón donde reposan bloques de caliza azul. Esta caliza provienen del escarpe superior y han sido arrastrados hasta esta posición, por la acción del agua

El vado 
Tras una hora más o menos de caminata, tras haber pasado varios barrancos realizamos un corto descenso justo hasta el cruce de rios, por la izquierda el rio Irués y por la derecha el rio Garona que trae las aguas de la vertiente norte de Peña Montañesa.
y cruzamos el puente metálico


Río arriba 
Al fondo del barranco del Irués se divisa las estribaciones septentrionales del macizo de Cotiella
El sendero
Atraviesa un bosque frondoso de pinos, robles y arces, que se va adentrando en el valle del río Irués


¡Qué bonito!
El sendero es una gozada, precioso, repleto de flores, donde sobresale la ... pero, ¿qué mirarán con tanto interés en ese tronco?
El tronco de roble
Esto era lo que miraban... La 
Ramondia Pyrenaica -Oreja de Oso- Y dicen que solo sale en la roca caliza...

Ramondia Pyrenaica
-Oreja de Oso-
Ramondia Pyrenaica
-Oreja de Oso-

Ramondia Pyrenaica
-Oreja de Oso-

La curiosidad nos pierde
 ¡Cómo nos gusta mirar y remirar todo lo que nos vamos encontrando en el camino! Los brotes nuevos del abeto tienen un verde espectacular

La fuente de Fornos 
Pequeño manantial que surge de un pequeño agujero que luego se transforma en un torrente brioso y caudaloso, ahí está...

La fuente de Fornos
El torrente brioso y caudaloso

La fuente de Fornos 
"Dulzura del agua en la hierba dormida, 
bravura del agua bajo las rocas perdida..."

El manantial
Entre espadañas, flores y romeros,
en calurosa tarde estival,
hicieron alto los tres viajeros
ante las aguas del manantial.
Robles gigantes le daban sombra,
musgo florido formaba alfombra
junto al venero murmurador,
y el agua clara, corriendo pura,
prestaba al monte dulce frescura,
hojas al árbol, vida a la flor.
Su sed calmaron los caminantes,
y a los fulgores agonizantes
de la serena tarde estival,
escrita vieron esta sentencia:
"Procura siempre que tu existencia
sea como el agua del manantial".
                              León Tolstoi
Agua de manantial, 
no hay otra igual

Mires donde mires, agua

El chorro de Fornos
Conforme nos vamos acercando vemos la cantidad de agua que baja por el barranco y escuchamos el ruido que produce el agua de la cascada al precipitarse al río, pero mucho, mucho ruido, lo que nos da idea de la fuerza y cantidad de agua que saler del Chorro. Y efectivamente, el estruendo que se escucha al llegar es tremendo.

¡A cruzar!
La escalera que salva el barranco.Imposible cruzar el torrente para ver de cerca el chorro que baja espectacular, con una fuerza y un caudal que hacen imposible el paso al otro lado del río para contemplar mejor la surgencia

El chorro de Fornos 
De allá sale, ha reventado la roca y no hay quien pueda
¡Espectacular!
Bravo y elegante

Por detrás...

... y por delante

Un lugar paradisíaco en pleno Pirineo
El agua al chocar con las rocas desprende nubes de agua que saltan por los aires humedeciendo el bosque...

El jardín japonés 
Las rocas son los elementos base del jardín japonés, la roca como montaña o como isla, contenidos en el vacío que representa el mar, adornado con elementos vegetales, flores,  plantas y árboles que lo complementan

El jardín japonés  
¡Qué bonito! No nos cansamos de admirar este rincón

Barranco de la Garona 
Para completar la circular nos desviamos por este barranco hasta la pista que vuelve  Lafortunada.  Tiene también un bosque mixto muy bonito, muy húmedo y muy florido

Pista de Laspuña 
El sendero que remonta el barranco de la Garona desemboca en la pista de Laspuña, que la cogeremos durante unos 5 km en dirección este hasta el desvío a Badaín

Punta de la Cués
Desde la pista se contemplan las estribaciones más orientales del Macizo de Cotiella

Sendero a Badaín 
Desvío de la pista por el barranco Ferrero del que parte un  sendero  que lleva directamente a Badaín donde acabamos la ruta.

Castillo Mayor

Llegando al pueblo 
Volvemos por la margen izquierda del Irués para completar la circular

Badaín

El Bojtúnel 
Ambos dos portando indumentaria vistosa

Iglesia de Santa María 
Badaín

PLOC 
Ya en Revilla, en la puerta de la antigua borda Benedé, ahora Camón Julián






                                          Si quieres verlo en grande pincha en YOUTUBE


2 comentarios:

  1. ¡Juanjo! Soy Ángel. Hoy por la mañana salí para hacerla, pase el primer puente de madera vieja, luego llegamos al puente metálico en el que confrontan las dos gargantas... Y ahí la liamos, seguimos para arriba, llegamos a un puente de piedra y un paso con cadenas al lado de la piedra... Ahi se quedaron mis dos compis, yo seguí para arriba, llegue a un cartel que indicaba fuente de fornos justo dirección de donde venía, aún así segui para arriba y acabé llegando al río, había una marca leve en una piedra y cruce, cogí ¿Senda? Por el otro lado del río, me adentré y tras un rato decidí volver...
    En el puente de hierro pensé que en vez hacia arriba había que ir a la izquierda, pero en mitad de una ¿Senda? al poco de ir por ahí, había un gran árbol tumbado, no sé si había que rodearlo por arriba o treparlo o pasar por debajo y seguir pegado por el cauce del río... En fin, aunque no vimos la fuente ni el chorro, una buena aventura, con paisajes bonitos, espero atacarla otra vez en el futuro, ya que mañana retorno...

    ResponderEliminar