lunes, 18 de abril de 2016

TRMO La Cartuja de Aula Dei

El pasado domingo, 17 de abril, fui a visitar La Cartuja de Aula Dei con el grupo Gozarte.
Cristina, la guía, nos explicó muy bien durante todo el recorrido todo lo que íbamos viendo.
Fue muy interesante y sobretodo emocionante pensando que tan solo hace cuatro años las visitas a este monasterio estaban vetadas a las mujeres, y ahora podíamos recorrerlo todo, incluso entrar en las celdas de los cartujos.
El monasterio está muy bien conservado.
Primero accedimos al patio de la entrada con una fuente en el centro en la que los cartujos tenían tortugas. Parece ser que a pesar de que eran vegetarianos comían esta carne.
Luego entramos en la iglesia, me sorprendió lo grande que es. En sus muros hay pinturas de nuestro pintor de Fuendetodos, Francisco de Goya. Es interesante descubrir que en una de ellas aparece el mismo Goya en un autorretrato cuando aún era un adolescente.
De aquí pasamos a ver las capillas individuales donde cada cartujo hacía su misa y su oración. También vimos la Sala Capitular donde se reunían para hablar de la economía de la comunidad o temas de su interés, aunque hablarían poco, puesto que los cartujos tienen voto de silencio y no pueden hablar.
Por último vimos la celda de un cartujo en la que pudimos hacernos idea de como vivían. La que vimos debía de ser la del cartujo carpintero, pues tenía todo un taller de carpintería con toda clase de herramientas. Ademas disponían de una habitación amplia con cama, armario, mesa de estudio y otra sala comedor con una mesa para comer en la que se abría una ventanita que daba acceso a un pasillo por donde les daban la comida y el pan a cada cartujo. Esta sala daba a un jardín. Cada celda tiene su jardín.
No está mal, si no fuera porque tenían que vivir en silencio y con un horario muy rígido de trabajo y oración.
Los cartujos se fueron a finales del año 2011 con la condición de que alguien se quedara cuidando del monasterio. Ahora lo habita una comunidad que se llama Chemin Neuf que vive, reza y trabaja en este monasterio. Viven de las visitas y de las ventas de la tienda del monasterio. Hay hombres, mujeres y familias con niños, lo cual es muy sorprendente... verlos correteando y jugando por el monasterio.
Los niños estan escolarizados en los colegios de Peñaflor, Montañana y alrededores.
Aconsejo la visita. 
Espero os haya servido de algo.
Presen
Camino a la Cartuja. La entrada está flanqueada por plataneros
Panorámica del monasterio. Sobresale la iglesia con su torre, la muralla y las celdas de los cartujos
Interior del recinto amurallado con árboles frutales
Interior de la Iglesia. Bancos y coro de madera. Destacan las pinturas murales de las paredes. Obra del pintor aragonés, Francisco de Goya, en su juventud.
Se trata de escenas que miden entre cinco y diez metros de longitud y de unos tres metros de altura cada una y que recubren la totalidad del perímetro de los muros de la iglesia. La serie consta de once escenas de la vida de la Virgen, desde el nacimiento hasta la Presentación de Jesús en el Templo.
Detalle de una escena de la Presentación de María
El altar de la iglesia
Pasillo inmaculado del monasterio

Distintos pasillos que se pueden visitar

La celda de un cartujo

5 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  2. Este también me gusta. Esta excursión es más de mí estilo.

    ResponderEliminar
  3. Nosotros también estuvimos el año pasado presente y está fenomenal. Ahora que lo de las tortugas no mola... Pobrecitas

    ResponderEliminar