domingo, 1 de abril de 2018

BTT Lagunas de Ruidera

Vuelta circular en bicicleta de montaña al Parque Natural de las Lagunas de Ruidera, desde la laguna del Cenaga (Ciudad Real)  hasta la laguna Conceja (Albacete), pasando por la ermita de San Pedro y la cueva de Montesinos en Ossa de Montiel .

  • Tere y Juanjo 
  • Distancia: 53,57 km 
  • Desnivel acumulado: 649 mt 
  • Tiempo: 7h 
  • Domingo 1 de abril de 2018
Muy bonita excursión en BTT alrededor de las lagunas de Ruidera, muy recomendable, circulando todo el día por las orillas de las lagunas, casi tocando el agua... con un tiempo buenísimo para ir en bici; fresco mañanero y caluroso mediodía, con sol y sin viento... ¡perfecto!
Dormimos en la furgo en el aparcamiento del centro de visitantes, junto a la laguna del Rey.
Desayunamos en un bar del pueblo y enseguida iniciamos la ruta por la CM-3115. A la altura del caserío de la Magdalena dejamos la carretera y nos desviamos a la izquierda para rodear la laguna del Cenaga hasta las esclusas Miravete, donde iniciamos la ida a las lagunas.
Pasamos por la laguna Coladilla y Cueva Morenilla hasta llegar al Hundimiento, salto de agua en la barrera tobácea entre la laguna del Rey y Cueva Morenilla, frente a Ruidera.
Seguimos por la orilla de las lagunas del Rey, La Colgada, Santo Morcillo, Salvadera, Lengua, San Pedro, Tinaja y otras más, siempre por muy buenos caminos y sendas hasta llegar a la casa de Ávila donde cruzamos el río Pinilla e iniciar la vuelta a Ruidera.
Descansamos un rato que aprovechamos para comer algo.
Iniciamos la vuelta pasando por el molino del Ossero, antigua central eléctrica en desuso, bordeamos la laguna Conceja y subimos el cerro de la Cruz (903 m) desde donde había una vista impresionante de las lagunas.
Bajamos a la orilla de la laguna de San Pedro y, remontando hacia el norte por buenas sendas, llegamos a la ermita de San Pedro donde se celebraba la romería en honor al santo. Cuadrillas de romeros celebraban su fiesta con sabrosos guisos y calderetas (todos con sus fuegos encendidos en medio del monte... con el peligro que conlleva... cosa que no entendimos...), pero lo estaban pasando bien... ¡Hasta casetas de ferias!
De allí subimos a la sima de San Pedro, monte a través, y después, por dura cuesta, llegamos a la cueva de Montesinos.
Recorrimos los parajes alrededor del Cabezo de San Pedro para bajar a la orilla de la laguna Redondilla. Allí nos metimos dentro de un antiguo cauce de acequia, paralela a las lagunas de Lengua, Salvadora, Morcillo y Batanas para llegar hasta la antigua central de Santa Elena.
Nos paramos a comer y descansar un buen rato en un restorán tradicional. 
La vuelta a Ruidera la hicimos durante 5 km  por una carretera bastante transitada, era domingo de Pascua.
Acabamos la excursión muy contentos y satisfechos, pues había sido muy bonita y entretenida.
¡Muy recomendable!






Track de la excursión:





Las Lagunas de Ruidera
El Parque Natural de Las Lagunas de Ruidera, se encuentra enclavado en el denominado altiplano del Campo de Montiel, una amplia meseta entre las provincias de Ciudad real y Albacete, con alturas que van desde los 700 a los 1100 metros en la parte más elevada. En este amplio territorio, la acción del agua sobre el material calizo, ha ido modelando conjuntamente el paisaje, configurando una meseta con multitud de arroyos, manantiales, afloramientos de agua, y complejos sistemas de lagunas y acuíferos subterráneos. El Paisaje de las lagunas de Ruidera está condicionado sin lugar a dudas por los materiales geológicos que lo constituyen.
Ruidera es uno de los parajes naturales más sorprendentes de España, un lugar de gran valor paisajístico, con diversidad de ambientes para descubrir y recorrer conociendo sus lagunas, disfrutar de inmensas lagunas, de aguas trasparentes e intenso color azul turquesa. Las quince lagunas se rebosan e inundan unas a otras formando cascadas y saltos debido a formaciones geológicas como las barreras travertínicas. Que son el rasgo más característico de este parque natural. Ruidera alberga una sorprendente riqueza biológica con gran diversidad de especies animales y plantas, montes de encinares y sabinares, sotos, arboledas de álamos y vegetación palustre como la Masiega o la Enea. Una nota de frescor y casi de irrealidad en la Mancha llana y seca. 
El sistema de lagunas está formado por 15 lagunas que constituyen el valle del Alto Guadiana, a lo largo de 35 Km, estas lagunas se disponen como peldaños de una escalera que desde la parte más alta del valle, en las denominadas “lagunas altas”, desciende hacia la localidad de Ruidera y el embalse de Peñarroya, punto más bajo del espacio natural. Existiendo entre la primera laguna y el embalse una diferencia de 120 metros. Este parque natural representa una formación geológica de singular belleza paisajística y natural, un paisaje único en la península, sólo es comparable en Europa a los lagos escalonados de Croacia “lagos de Plitvice” de similar origen a nuestras lagunas de Ruidera


Mapa del recorrido


Laguna del Cenagal
Iniciamos el recorrido rodeando esta laguna, la más al noreste.
Las lagunas más bajas (Cueva Morenilla, Coladilla y Cenagal o cenagosa) son lagunas muy someras y sus barreras tobáceas están muy degradadas. Debido al poco caudal que reciben, y la sedimentación que tienen, en la actualidad se hallan rodeadas o cubiertas en parte de vegetación palustre, carrizo y eneares principalmente.
En ésta pudimos apreciar el vuelo de varias parejas de aguiluchos laguneros.
Ruta de Don Quijote
Parte del camino que llevamos sigue la ruta verde de Don Quijote.
Las Lagunas de Ruidera, con su peculiar paisaje embrujaron al propio Miguel de Cervantes, y consideró que bien pudieran ser "creadas como por encanto del mago Merlín" y en este mismo paraje desarrolló algunos pasajes de su genial obra. No es difícil imaginar su triste figura recortando el rojizo horizonte de las lagunas y el Campo de Montiel.
Las esclusas de Miravete
Es el vaso regulador de cabecera de una gran obra de canalización del s. XVIII: el Gran  Canal del Priorato.  Fueron encargadas por el infante D. Gabriel al arquitecto Juan de Villanueva para paliar varios problemas que tenía el Priorato de San Juan: escasa productividad agrícola, paludismo en años de sequía y continuas inundaciones en años lluviosos.
Finalmente el proyecto no se llevó a cabo por la muerte del infante y de su padre Carlos III, por su alto coste, por las guerras napoleónicas, intrigas palaciegas... ¡vaya usted a saber!
El Hundimiento
El Hundimiento de Ruidera, situado en la barrera tobacea sita entre las Lagunas del Rey y Cueva Morenilla, es un salto de agua de unos 15 metros de altura que ruge durante todo el año.
El Hundimiento se formó como consecuencia de una enorme avenida de agua ocurrida en el año 1545.
La magnitud de la avalancha de agua queda reflejada en las palabras empleadas para describir lo sucedido:
«Y el día del señor San Sebastián se guarda por voto que se hizo a causa de que el año de cuarenta y cinco sucedió un hundimiento en el heredamiento de Ruidera a causa de que reventó una laguna por la grande avenida y muchedumbre de aguas que sobrevino; la cual rompió y arrancó los molinos que a la sazón Su Majestad tenía en el dicho heredamiento, y un grandísimo cerro y peñascos, e hizo un espantable hundimiento que hoy día está de presente y se vieron en grande peligro los que a la sazón residían en el dicho heredamiento.»
T
an impresionados debieron quedar los habitantes de la zona que a partir de entonces ese día es fiesta de guardar
Tanta agua, tanta agua...
Que al final hay que pasarla a pie para no atascar
La supercarrasca
Cañada de las Azadillas
O cruzar por las piedras o mojarse los pies...
Esas de ahí,  las que huyen escopeteadas, cruzaron por las piedras y se mojaron los pies...
Barreras tobáceas
Las lagunas de Ruidera se caracterizan por ser extensas lagunas algunas con profundidades de entre 10 y 25 metros; todas ellas separadas por barreras de piedra denominadas “travertinos”, calizas tobáceas que actúan como una presa natural embalsando el agua, y que en otoño y primavera, el agua al alcanzar sus niveles más altos se rebosa y salta en forma de cascada o torrentera, siendo este fenómeno uno de los aspectos más interesantes del paisaje las lagunas.
Travertinos en la laguna Batana
Las barreras que separan y hacen embalsar agua a las lagunas son las denominadas geológicamente barreras tobáceas. El origen de esta peculiar formación geológica, es la precipitación de carbonatos cálcicos por un sencillo proceso bioquímico del agua, sobresaturada en carbonato cálcico, que procede del acuífero.
Azul turquesa
El fondo calizo de las lagunas les dan un color turquesa al agua  muy bonito
Por la misma orilleta
A veces la senda bordea la misma orilla de las lagunas
Ojo de Tinaja
Por este ojo se comunican la laguna Tinaja con la de San Pedro
La Plaza de Toros
Se encuentra en el canal de la rampa tobácea que separa las lagunas Tomilla y Tinaja, en un paraje conocido como Baño de las mulas
Este canal, que es consecuencia de una avenida de aguas en 1947, dio lugar a una formación casi circular, de un diámetro de 37 metros y una profundidad de dos metros, y tiene una gran importancia a nivel europeo por su rareza dentro de los sistemas kársticos, por el gran tamaño que adquiere su estructura y por la diversidad de formas que presenta.
Además, en los lechos de este canal se pueden observar formaciones fósiles de estromatolitos, que son considerados la evidencia de vida más antigua de la tierra.
Cascada de Baño de Mulas
Las repisas, las cortinas de piedra, y las barreras travertínicas son las que originan las cascadas o saltos de agua, que tan representativas son de las laguna.


Aquí se encuentra una joya fósil (o joya geológica): los estromatolitos. Los estromatolitos son estructuras laminares formadas microorganismos, principalmente las cianobacterias, y CaCO3 precipitado a causa de su actividad metabólica. Se trata de estructuras rocosas porosas producidas por el crecimiento de estos organismos, que van generando una capa mucilaginosa en la que precipitan los carbonatos y donde se van quedando atrapados los sedimentos. Después del paso del tiempo van creciendo en tamaño y, a nivel geológico, se terminan consolidando como rocas. Son la evidencia de vida más antigua de la Tierra y los primeros oxigenadores de la atmosfera. Hoy en día siguen creciendo en recónditos lugares del planeta, como Shark Bay (Australia), Andros Island (Bahamas) o los lagos hypersalinos del Altiplano Andino. 
Masada del Pie Enmedio
Ya en ruinas, es un punto elevado para tener buena vista de las lagunas y buen sitio para almorzar-comer-merendar en días soleados de primavera 
La sabina
Buena parte del recorrido está jalonada por buenos ejemplares de encinas y sabinas
El Ossero
Molino y central eléctrica en desuso que aprovechaba las aguas del río Pinilla antes de desaguar en la laguna Conceja
Ay, desde mi ventana...
"Son más bonitas las noches,
tú eres mi cenicienta
y todas las estrellas son de colores
y desde mi ventana aún lloran los cantaores,
desde aquella triste tarde,
en que murió el arte
con Lola Flores..."
Laguna San Pedro
Desde la Cruz
Desde el alto de la Cruz hay una vista increíble de la laguna San Pedro y la laguna Tinaja. En medio, se encuentra el yacimiento arqueológico de la Ringurrina
Baño de Mulas
La noguera de San Pedro
Árbol monumental en el entorno del parque. Tiene 22 m de altura y 4 m de circunferencia del tronco. Su copa de 625 m2 es punto de reunión de las romerías en honor a San Pedro de Verona
Ermita de San Pedro
Está situada junto al camino vecinal que va desde Ossa a las lagunas en el paraje denominado de San Pedro, zona de peregrinación y culto desde muy antiguo. En las inmediaciones de la ermita se han encontrado sepulturas con enterramientos de personas de gran tamaño y otros hallazgos de tiempos pretéritos. Este primitivo templo religioso sufrió expolio en el año 1936, quedando muy dañada su estructura, por lo que fue levantado de nueva planta junto al lugar que ocupó la primitiva ermita.
Venta del Celemín
"Junto con la ermita tiene una pequeña casa. Con todo, aunque chica, es capaz de recibir huéspedes" (capítulo XXIV, del Quijote). Y a apenas dos leguas de la venta la famosa cueva de montesinos”
La Cueva de Montesinos
A 80 metros de profundidad, en las afueras del término municipal de Ossa de Montiel (Albacete), se encuentra uno de los lugares más míticos en la ruta cervantina de Castilla-La Mancha, aquel en el que su personaje Don Quijote sufría el encantamiento más intenso y famoso de la literatura universal.
La Cueva de Montesinos se ha ido generando a lo largo de los siglos debido a los procesos de disolución del agua de lluvia en las rocas de la zona, y en su interior discurre un pequeño riachuelo.
Don Quijote penetra en la conocida como “Cueva de Montesinos” no sin antes invocar siempre a su amada Dulcinea del Toboso a la que pide su amparo, “... porque ella es su señora y por ella se fortalecen las virtudes del caballero...”. Iluminado con una antorcha y espada en mano se adentra en la cueva, atado a una soga con cien brazas de longitud. Haciendo espeleología descubre, aunque en sueños, un mundo maravilloso de alabastro donde contempla las maravillas que la cueva encierra y de las que tanto hablan en esos contornos.
Buenas monturas
Rocinante, el Rucio y la Canyon
Los majanos
Es una construcción popular típica manchega que se formaba con las piedras que se retiraban de los campos y que entorpecían las labores agrícolas. Piedra sobre piedra, con paciencia , y sin ningún tipo de argamasa, se amontonaban ocupando el mínimo espacio, formándose "atalayas" de forma circular, cuadrada o tronco-cónica

El blanco mojón
Una vez superada la cuesta de Montesinos rodamos por la planicie manchega entre carrascas y sabinas y luego bajamos, otra vez a las lagunas por una muy buena senda  marcada por mojones recién encalados...
La secacequia
... hasta meternos en el cauce viejo de una acequia seca, abandonada, que alimentaba a la central eléctrica de ...
El túnel acequiano
Para ello tuvimos que atravesar un túnel..
Stop
... hasta llegar a la reja. Intentamos meter la cabeza, pero... 
La cabreta  montesina
Mientras intentamos meter el perolo por la reja, ésta se nos quedó mirando pensando... "¡Serán mendrugos!
La tajadera
Hasta que llegamos a la tajadera que corta el agua que conduce en pendiente hasta la central eléctrica. De ahí bajamos a la carretera para realizar los últimos kilómetros hasta Ruidera, donde habíamos comenzado.

Laguna del Rey
Ya cerca de Ruidera, donde habíamos dejado la furgo








No hay comentarios:

Publicar un comentario